Mostar lleva un año sin alcalde y el Alto Representante vuelve a intervenir.

El Alto Representante para Bosnia y Herzegovina, Valentin Inzko, ha ordenado el pasado viernes 30 de octubre que se repitan elecciones municipales en la ciudad de Mostar en un plazo de 30 días para resolver el atasco institucional en que está hundida esta ciudad, sin alcalde desde las elecciones de octubre de 2008. La lista vencedora, del Partido de Acción Democrática (SDA), no ha conseguido que su candidato para la alcaldía sea aprobado en el Consistorio debido a las restricciones del sistema electivo, que había sido también impuesto por la Oficina del Alto Representante (OHR) en 2004. Al menos en 16 ocasiones se ha repetido el proceso de votaciones, sin éxito, lo que ha impedido formar equipo de gobierno y por tanto establecer las políticas municipales y aprobar los presupuestos. Como consecuencia, desde marzo de 2009 los empleados municipales no reciben sus salarios.

Puente de Mostar

Puente viejo de Mostar

Mostar es la tercera ciudad por importancia de Bosnia y Herzegovina después de Sarajevo y de Banja Luka,  capitales del Estado y de la entidad de República Srpska, respectivamente, y también el centro urbano más importante en el que la comunidad croata es mayoritaria. Mostar era una ciudad multiétnica en los últimos días de Yugoslavia, con alrededor de un 35% de bosniacos (bosnios musulmanes), un 34% de croatas y un 19% de serbios (censo de 1991), pero la guerra provocó la expulsión de los serbios por las fuerzas unidas de croatas y bosniacos, que una vez concluida la limpieza étnica se dedicaron a matarse entre sí con terrible saña. Como consecuencia hubo miles de víctimas civiles y decenas de miles de personas que huyeron y nuncan han regresado, la ciudad quedó arrasada y el puente viejo, símbolo de la ciudad por el que recibe su nombre (most = puente), se hundió en las aguas del Neretva bajo el peso de las bombas croatas.

Después de la guerra la comunidad croata se convirtió en la más numerosa y poderosa de la ciudad, comenzando una política de intimidación contra los bosniacos que perpetuó la división entre el Mostar este (croata) y el oeste (bosniaco), siguiendo el eje del bulevar central que divide el casco urbano y que había sido línea de frente. La tensión en la ciudad hizo que durante bastante tiempo fuera equiparado con Beirut. Para contrarrestar el peso demográfico croata se estableció un sistema de equilibrios que consistió en dividir la ciudad en seis distritos, la mitad de los cuales controlaría cada comunidad. El equipo de gobierno local lo formaba un alcalde elegido por voto mayoritario, un teniente de alcalde de la otra comunidad y un representante por cada distrito; además, la administración municipal se duplicó, existiendo estructuras independientes para cada mitad de la ciudad: dos servicios de correos, dos empresas públicas de transporte, dos servicios de parques y jardines, dos compañías eléctricas, etc, etc… La debilidad ejecutiva del alcalde y el enorme coste de la administración municipal hicieron que el Alto Representante Paddy Ashdow interviniera en 2004, imponiendo un nuevo estatuto para la ciudad que eliminaba los distritos, preveía la gradual unificación de los servicios municipales, y establecía un sistema electivo del alcalde que obligaba a pactar a las partes, pues el alcalde debía obtener dos tercios de los votos del consistorio para ser elegido.

El sistema funcionó bien tras las elecciones de 2004 gracias al pacto de la época entre los dos principales partidos bosniaco (SDA) y croata (HDZ), en virtud del cual los representantes del SDA en el ayuntamiento de Mostar votaron a favor del candidato croata del HDZ. Pero en 2008 la situación se vino abajo por la ruptura de este pacto y porque ninguno de los bloques presentes en el consistorio tiene mayoría de 2/3 para imponer a su alcalde. Es más, el estatuto impuesto por el Alto Representante establece que si después de dos votaciones en el Consistorio no se logra 2/3 de los votos a favor de un candidato, se realizará una tercera votación en la que el vencedor será el que consiga una mayoría cualificada de 18 votos (la mitad más uno sobre los 35 representantes municipales), y que en el caso de empate, será nombrado alcalde el más joven de los dos candidatos. Tanto SDA, vencedor por número de votos y representantes en las elecciones, como HDZ quieren imponer a su candidato, pero ninguno tiene apoyos para lograr la mayoría de 2/3 ni la cualificada de 18 votos. Cuando en las sucesivas votaciones se llegaba a la tercera ronda y se preveía un empate, alguno de los representantes de una de las partes se abstenía para evitar la igualdad de votos y que la alcaldía llegara al candidato más joven.

La población de Mostar es así rehén de los juegos e intereses de estos partidos políticos y de la imposición arbitraria de la Oficina del Alto Representante de un estatuto que crea una situación única en el país con un sistema que favorece a la minoría otorgándole capacidad de bloqueo. Y es que el sistema electoral establecido en el estatuto divide a partes iguales 18 escaños entre los seis distritos de la posguerra, y los 17 restantes entre el total de los votos considerando Mostar como un distrito único. De esta forma, los tres distritos bosniacos tienen asegurados al menos 9 representantes de sus partidos nacionales con muchos menos votos que los necesarios en los tres distritos de mayoría croata, mucho más poblados.

Los políticos croatas del HDZ y de los otros dos partidos con representación (el HDZ 1990, escindido de HDZ en 2006, y el NS) se resisten a ceder la alcaldía al representante bosniaco del SDA pese a que haya sido el partido vencedor de las elecciones, y destacan la injusticia de un sistema impuesto por la comunidad internacional que favorece a la minoría, cuando tales disposiciones no existen en otras ciudades como Sarajevo o Banja Luka, cada una dominada abrumadoramente por una comunidad (bosniaca y serbia, respectivamente). El SDA bosniaco por su parte defiende el derecho a la alcaldía en virtud de su diferencia de más de 4.000 votos sobre el HDZ.

Mostar es ciertamente el único caso en toda Bosnia y Herzegovina en el que las elecciones no se deciden por mayoría simple sino que se ha establecido un sistema de cuotas que favorece a una minoría. El Alto Representante, el virrey de la comunidad internacional, tiene la capacidad de imponer la ley en este maltrecho país y en Mostar decidió proteger a la comunidad bosniaca. El pacto de 2004 se vino abajo por la derrota del HDZ en las elecciones, y por el peso político y simbólico que tiene Mostar para la comunidad croata de Bosnia y Herzegovina. Y es que cuando en 1995 se fijaron los términos del armisticio en el tratado de paz se decidió crear dos entidades, una bajo control de la mayoría serbia, la República Srpska, y otra que debían compartir musulmanes y croatas, la Federación de Bosnia y Herzegovina. Tres comunidades (o “pueblos constituyentes”) pero sólo dos unidades político-administrativas, lo que significó que se rechazaron las demandas croatas de tener su propia entidad; en cambio, debían compartir el territorio con los musulmanes en la Federación, que casi a modo de compensación fue a su vez dividida en 10 cantones autónomos, para que al menos la comunidad croata tuviera control pleno sobre aquellos pedazos en los que tuvieran mayoría de población. Igual que los bosniacos controla la capital, Sarajevo, y los serbios la segunda ciudad del país, Banja Luka, la comunidad croata se resiste a ceder Mostar, la ciudad principal de la mitad sur del país, de Herzegovina.

Las contradicciones políticas de Bosnia y Herzegovina quedan tristemente al descubierto en esta estrambótica situación, donde los bosniacos, que en el resto del país defienden escrupulosamente la regla de la mayoría, en esta ciudad se agarran a las cuotas que impuso el Alto Representante a su favor. Los croatas, en cambio, que defienden las cuotas en todas las instituciones estatales y la administración tripartita como garantía de defensa de sus intereses ante su inferioridad numérica frente a bosniacos y serbios, en Mostar juzgan la protección de la minoría como injusta y defienden el sistema mayoritario. Ambos bloques se han enrocado en la defensa de sus candidatos no por la calidad de sus programas o su capacidad gestora sino por su afiliación étnica. Y el Alto Representante, cuya responsabilidad en el estancamiento es innegable, tan sólo mete el acelerador e impone la celebración de nuevas elecciones.

Algunos ciudadanos de Mostar, hartos del ambiente de enemistad entre la zona este y la oeste y desesperados por el estancamiento político en el ayuntamiento, en marzo de 2009 se manifestaron pidiendo una solución y proponiendo su propio candidato para alcalde: ¡un asno!

el asno candidato en Mostar

El candidato popular para alcalde de Mostar.

Fuentes: International Crisis Group (“Bosnia: A Test of Political Maturity in Mostar“), Oficina del Alto Representante – OHR (Estatuto de la ciudad de Mostar y decisión para repetir el proceso)

16 Respuestas a “Mostar lleva un año sin alcalde y el Alto Representante vuelve a intervenir.

  1. Todo lo que pasa en BiH es inexplicable, la propia guerra lo fue.

    De todas formas como puede ser que antes de la guerra los Bosniacos fueran mayoría y ahora después de la guerra lo sean los croatas, no se estará legitimando la limpieza étnica como ocurre en Srebrenica

  2. En todo el país hubo enormes movimientos de población, hasta el punto de que uno de cada dos habitantes de Bosnia y Hercegovina tuvo que dejar su hogar durante la guerra para huir a zonas controladas por los suyos o al extranjero. Srebrenica ostenta el terrible privilegio de ser la matanza más bestia cometida en Europa desde la II Guerra Mundial, y es el episodio más horroroso de una limpieza étnica que practicaron todas las comunidades y que dió como resultado la alteración de los porcentajes de población en todos los municipios y ciudades. En el caso de Mostar quedó como mayoría la comunidad croata, pero en otros lugares la población croata se redujo al mínimo.

    Nadie en su sano juicio legitima la limpieza étnica, aunque se sigue practicando de forma sutil, especialmente mediante la discriminación en las administraciones públicas.

    Y sí, BiH es una locura de país, manejado por locos que en su demencia rozan la criminalidad.

  3. Tal cual, recorde a Incitato, el caballo de Caligula, al que luego le hizo construir un palacio de marmol y le reservaba un sitio en la mesa….

  4. Vaya broche final lo del burro! impecable.

    El artículo es muy revelador de las consecuencias trágicas que acarrea la estupidez humana llevada a los extremos.

  5. La mejor frase que define toda la situación de Bosnia y – en general del conflicto – me la dijo un amigo sobre unas declaraciones que había hecho el comandante del HVO, Ivica Rajic, a los pocos días de volar el punte de Mostar: “Haremos uno nuevo, más grande y más antiguo”. A partir de escuchar esa frase entendí muchas cosas.

    P.D: He descubierto este Blog hace pocos días y la verdad es que me parece interesantísimo. Enhorabuena.

  6. Que la gente llegue a preferir a un Incitato antes que a los que han votado democráticamente es triste hasta el infinito…

    Smokova, no conocía esa cita de Rajic, pero sí, como tú dices, es muy reveladora de los sentimientos que animaron muchas acciones bélicas (por todos los contendientes) durante esta nefasta guerra.
    Gracias a tí y a Oscar por vuestros halagos. Un saludo a todos.

  7. Una pregunta Miguel, ¿hay alguna asociación o grupo civil que fomente el entendimiento y la reconciliación entre etnias? ¿Y hay algún partido político no nacionalista donde los cargos estén mezclados y hablen de una Bosnia unida?

  8. Vaya preguntita, Oscar… tú mandando deberes, eh? jejeje

    Bueno, en rápido y sin complicarme la vida te paso el enlace de la Wikipedia donde se listan los partidos por “orientación étnica”: http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_political_parties_in_Bosnia_and_Herzegovina

    De los multiétnicos el SDP es el más fuerte sin duda, aunque algunos lo ven más probosniaco que otra cosa, pero éste es otro tema. http://en.wikipedia.org/wiki/Social_Democratic_Party_of_Bosnia_and_Herzegovina

    Un partido bastante nuevo es Naša Stanka (Nuestro Partido), que hace política por superar todo lo relacionado con las etnias. Uno de sus fundadores es Danis Tanovic, director de la magnífica película “No man’s land”.

    Y sobre las asociaciones, hay multitud de ONGs locales e internacionales que realizan todo tipo de proyectos en los que la reconciliación es uno de los componentes fundamentales, aunque lo cierto es que a veces uno no sabe hasta qué punto hay verdadera voluntad o es más bien por hacer méritos ante los donantes internacionales y ganar puntos para lograr la subvención. Más que organizaciones con proyectos específicos de reconciliación, son más interesantes algunas que promueven el activismo ciudadano:
    DOSTA (ya basta!): http://dosta.ba/latinica/
    AKCIJA GRAĐANA (Аcción ciudadana): http://akcijagradjana.org/latinica/
    PROTEST: http://protest.ba/v2/

  9. Si, sobre las ONG’s lo tenía claro que quizás es el lugar de toda Europa con más ONG’s para la reconciliación por Km2, pero me refería a algo propio de la sociedad civil que no estuviera patrocinado por la comunidad internacional ni tuviera influencias externas, sino que naciera de la primigenia voluntad colectiva de los ciudadanos que son capaces de ver por encima de toda la mugre política que impregna cada rincón de ese bonito país, y que sé que son unos cuantos.

    Lo de los partidos, ya veo que hay muchos de multiétnicos, pero no parece que tengan mucha influencia en cuanto a que el tema está como está… de todos modos, si en España todavía levanta ampollas hablar de una guerra de hace 70 años y que era solo por unas ideologías políticas completamente superadas, cuanto tardará en superarse una guerra hecha por motivos étnicos, territoriales, religiosos, históricos, políticos…?

  10. Hola,
    no puedo evitar hacer un par de comentarios relacionados con lo arriba dicho…

    “Mostar era una ciudad multiétnica en los últimos días de Yugoslavia, con alrededor de un 35% de bosniacos (bosnios musulmanes), un 34% de croatas y un 19% de serbios (censo de 1991), pero la guerra provocó la expulsión de los serbios por las fuerzas unidas de croatas y bosniacos, que una vez concluida la limpieza étnica se dedicaron a matarse entre sí con terrible saña.”

    Esto es una doble mentira,
    primero porque no hubo una limpieza etnica contra el pueblo Serbio,se fueron de Mostar las familias Serbias cuyos padres y hermanos participaron en la guerra y mataban a los miembros de las otras 2 etnias. Abandonaron la ciudad por remordimientos y cargas de conciencia que se convertieron en miedo de venganza. Actualmente en Mostar viven los Serbios que no tienen motivos para esconderse ni se averguenzan de lo que hicieron en la guerra, digo Sebios pero pienso seres humanos normales que nunca han tenido problemas ni han generado odio contra los que son de otra religion, cultura, color de piel, etc. Es verdad que viven menos que antes, pero tambien es verdad que la estructura completa de la poblacion de Mostar ha cambiado. Veras mas Mostarenos en Amsterdam, Oslo, Munich que en Mostar.
    Segundo:
    “..las fuerzas unidas de croatas y bosniacos, que una vez concluida la limpieza étnica se dedicaron a matarse entre sí con terrible saña.”
    Los Bosnios Musulmanes y los Croatas no se dedicaron a matarse entre si, los Croatas intentaron realizar la idea de crear una “Gran Croacia” ya que los Serbios no conseguieron llevar a cabo el proyecto historico de la “Gran Serbia”, y los Bosnios Musulmanes defendieron sus hogares, ya que ellos a diferencia de los Serbios y los Croatas no tienen un segundo pais donde se pueden ir, Bosnia es su unica patria.

    y para terminar, voy a hacer una pregunta acerca del comentario que hizo el “smokva1970″ (con el que el Sr Lazaro esta de acuerdo by the way)

    “La mejor frase que define toda la situación de Bosnia y – en general del conflicto – me la dijo un amigo sobre unas declaraciones que había hecho el comandante del HVO, Ivica Rajic, a los pocos días de volar el punte de Mostar: “Haremos uno nuevo, más grande y más antiguo”. A partir de escuchar esa frase entendí muchas cosas.”

    Que tiene de profundo y aclarecedor una frase de un criminal y enfermo mental que se dedica a destruir monumentos del patrimonio de la humanidad, como es el Puente Viejo (ya no tan viejo), que no son monumentos ni Serbios ni Croatas ni Musulmanes, son monumentos de todos??? Los puentes desde siempre han sido un simbolo de union y no de separacion, y mas en Mostar.
    Que alguien me explique por favor por que hay senores que se creen cultos e ilustrados citando a un criminal de guerra y un monstruo??
    A lo largo de mi carrera academica me he dado cuenta que el discurso no coflictivo, la tolerancia, y el dialogo (porque se trata de conseguir eso, no?) no se basan precisamente en la repeticion de frases “celebres” tipo la frase de Ivica Rajic.

    Bueno, espero que el autor no se haya molestado, todas las criticas pueden ser constructivas, espero que utilice esta para informarse un poco mejor y no quedarse en la superficie del problema, la proxima vez cuando trate de escribir un articulo.

    Un saludo.

    P.D.
    Perdonad las faltas de ortografia, estoy utilizando un teclado no espanol.

    P.D.2
    Para que no quede todo en criticas, la manifestacion del burro, muy bien destacada. La idea fue de Los Jovenes Liberales y del Partido Nuestro.

  11. Hola Irma,

    No me molesto en absoluto por tu comentario, aunque reconozco que me preocupa que hayas podido malinterpretar mis palabras sobre la aportación de Smokova1970 y que consideres que “estoy de acuerdo” con la burrada que Ivica Rajic hizo después de la destrucción del puente de Mostar (“haremos uno nuevo, más grande y más antiguo”). ¿Cómo se puede estar de acuerdo con eso? Lo único que digo es que es muy reveladora del desprecio y la prepotencia que unos sintieron sobre otros. Si elogio a alguien en todo caso es a Smokova por traer la cita a colación, en absoluto apruebo la destrucción del puente ni la arrogancia del criminal que se atreve a decir esta barbaridad. La frase no es nada profunda, pero sí es esclarecedora de la soberbia, arrogancia y desprecio que contaminaba a muchos de los que criminales que participaron en la guerra.

    De cualquier forma, el artículo es sobre Mostar y la locura que se vive allí, donde los líderes políticos juegan con el poder que les conceden los ciudadanos en las urnas, y donde la comunidad internacional (el Alto Representante) en vez de mediar haciendo el bien, acaba estropeando más las cosas. La frase que contiene lo que llamas “doble mentira”, es una contextualización breve y por tanto inexacta, pero el objetivo del artículo es explicar la situación actual, no fijar responsabilidades sobre el pasado ni culpabilizar a nadie.

    Las mentiras tienen intención de decir algo contrario a la verdad, y aunque en este blog pueda haber inexactitudes, desde luego no hay intención de alimentar ninguna mentira ni de favorecer a nadie.

    Y me alegro mucho de que tu carrera académica te haya servido para descubrir métodos para favorecer el diálogo. En Balkanidades se intenta acercar la región a la comunidad hispanohablante desde una perspectiva que vaya más allá de la guerra y sus consecuencias, que parece que es lo único que los medios de comunicación en español encuentran publicable sobre esta región. Por ello, sólo una minoría de los artículos publicados en Balkanidades aluden a este tema, y la mayoría son curiosidades o notas culturales o históricas que pretenden sencillamente humanizar una región que automáticamente suele ser sinónimo de desgracias y conflicto.

    Saludos

  12. Esto de que alguien abandone su casa por remordimientos de conciencia me suena bastante a cuento de hadas. En cada bando recibían la información que les convenía, y los serbios pensaban que todos eran unos bárbaros menos ellos, y lo mismo croatas y musulmanes.

  13. El articulo es inexacto, concerniente al capitulo de la limpieza ètnica en Mostar. El capitulo màs delicado de todo ello. Bosnios y croatas defendìan la ciudad de la artillerìa serbia. En 1993 el ejercito croata diò un ultimatun a las tropas bosnias para que cesaran o se incorporaran al ejercito croata, cosa que no hicieron, legitimamente. El 9 de mayo a las 5 de la madrugada, estando yo en la ciudad a tan solo 60 metros del objetivo, el ejercito croata atacò el cuartel del ejercito bosnio. inicio de una guerra y limpieza etnica, en este caso de los croatas hacia los bosnios. Duró más de nueve meses, y el resultado fuè ese. Los croatas se hicieron con el control de toda la ciudad, menos una minuscula parte donde enghetaron a los bosnios que dejaron con vida. El primer alcalde elejido en Mostar fuè bosnio, contra proposito croata, gracias a la ONU que posibilitò el voto a los exiliados de Mostar. Pero ese primer alcalde tampoco pudo ejercer.

Vuestros comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s