Amenazas de muerte por investigar corrupción en la República Sprska

Edificio del Gobierno de la República Srpska en Banja Luka

En noviembre de 2007, y después de dos años de trabajos, se terminó el edificio destinado a albergar las instituciones del Gobierno de la República Srpska (RS). Muy cerca del centro de Banja Luka, capital de RS, se erige esta mole de 70 m. y 23.000 m2 que costó la friolera de 110 millones de euros, un 15 % del presupuesto anual del gobierno de la República Srpska, y que está equipado con las últimas tecnologías y lujosamente amueblado.

El elevado coste de la obra y las irregularidades detectadas en el proceso llevaron a los fiscales del Tribunal Supremo de Bosnia y Herzegovina a investigar las cuentas públicas de la República Srpska, lo que ha provocado una violentísima reacción de su Primer Ministro, Milorad Dodik. En un primer momento Dodik se negó a proporcionar la información, pero el 24 de noviembre de 2008 amenazó con demandar a los fiscales internacionales del Tribunal y a Raffi Gregorian, adjunto al Alto Representante, por parcialidad y ataques a la República Srpska.

La oficina del Alto Representante (OHR, Office of the High Representative), es la autoridad suprema en el país y su titular, el esloveno Miroslav Lajčák, ejerce como auténtico virrey en el país en virtud de los poderes otorgados por los Acuerdos de Paz de Dayton. Además de que tiene el poder de derogar leyes o censurar y hasta expulsar a políticos democráticamente elegidos, también nombra a los jueces y fiscales internacionales del Tribunal Supremo de ByH. De acuerdo con el mismo tratado de Dayton, todas las instituciones de Bosnia y Herzegovina están obligadas a colaborar y a acatar las decisiones de la OHR.

La OHR tiene frecuentes conflictos con las autoridades serbias y especialmente con su Primer Ministro Dodik, quien amenaza recurrentemente con bloquear las decisiones de la comunidad internacional, a la que acusa de discriminación contra la comunidad serbia y su gobierno.

En este caso la amenaza de Dodik de iniciar un proceso judicial contra Gregorian y los fiscales encargados del caso ha degenerado en la amenaza de un grupo radical serbio llamado “Venganza serbia” (Sprska Osveta) y afincado en Chicago, EE UU, de recompensar con 2 millones de dólares a quien asesine a Raffi Gregorian. En los últimos años se han recibido hasta una veintena de cartas de este tipo contra ciudadanos bosnios o miembros de la comunidad internacional como el mismo Alto Representante Lajčák, y muchas de ellas con matasellos de Illinois.

Vuestros comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s