10 años de los bombardeos de la OTAN sobre Serbia (y Montenegro)

Hace 10 años, el 24 de marzo de 1999 comenzaron los bombardeos de la OTAN sobre Serbia y Montenegro, como medida de presión definitiva para que el gobierno de Slobodan Milošević retirara sus tropas de Kosovo y aceptara las condiciones establecidas en los llamados Acuerdos de Rambouillet. Hace diez años, el mundo había discutido en la palestra pública y en prime-time si había que bombardear o no Yugoslavia (compuesta en aquél entonces por sólo 2 de las 6 repúblicas originales, Serbia y Montenegro), pero un día como hoy los que tenían la fuerza comenzaron a usarla, y lo hicieron durante 79 días.

Hubo mucha gente, especialmente unos dos millones de albanokosovares, que esperaron con ansiedad que aquello comenzara y lo celebraron durante 79 días; incluso quizá algunos desearon que hubieran sido más. Pensarían que por fin alguien hacía algo para ayudarles y terminar con el yugo, opresión y muerte que significa la sumisión a Serbia (y Montenegro), y que los sacrificios realizados durante tantos años de paciencia y espera habían dado sus frutos, ¡por fin serían libres!

Wesley Clark

Cartel en Kosovo que anuncia la concesión de un premio a Wesley Clark, comandante en jefe de la operación Fuerza Aliada de la OTAN sobre Yugoslavia

Hubo también varios millones de personas que ese día pensaron que el mundo se había vuelto loco, y que les arrastraba a una absurda pesadilla de la que no iban a despertar en 79 días. Habría alguno que pensaría que iban a zurrar bien a los yankees y que Srbija do Tokija! (Serbia hasta Tokio!), y quién sabe qué más, pero la mayoría comenzaron a aprovisionar comida y los que pudieron se fueron a casas de parientes en el campo, o al extranjero.

Pintada en una casa en Trebinje, una ciudad serbia al sur de Bosnia y Herzegovina

Pintada en una casa en Trebinje, una ciudad serbia al sur de Bosnia y Herzegovina

Hoy, 10 años después, a las 11 de la mañana han sonado las sirenas en Serbia para recordar aquellos acontecimientos. Ha habido manifestaciones en Belgrado, pero también otras muchas ciudades del mundo donde la gente se ha manifestado contra la OTAN, de la que este año se cumple el 60 aniversario de su creación y que hace 10 celebraba su medio siglo de existencia con un festín de fuego. ¿De qué otra forma siendo una organización militar?

Montenegro, que también recibió bombas de la OTAN y no bombones, no ha celebrado ningún acto público de condena, ya que el caramelito del ingreso está tan cerca que es mejor no enfadar a quien te mueres por que te acoja. Uno de estos, uno de aquellos, que fue fue el enviado especial norteamericano a los Balcanes en la época y quien viajó a Belgrado a dar el ultimátum a Milošević antes de los bombardeos, ha declarado que “la gente de Kosovo están mejor ahora que cuando eran parte de Serbia, y Serbia está mejor mirando al futuro que remitiéndose a un pasado mítico”. Según Richard Holbrooke, “hicimos lo que era necesario y lo que era correcto”.

Hace diez años yo tenía 20, y ahora gente de mi generación me recuerda que toda aquella mierda les robó su juventud y lo mejor de su vida. Guerras, dictadura, embargos, contrabando, demagogia ultranacionalista, la lucha por sobrevivir, bombas que caen del cielo, propaganda, descontrol. Cada noche una fiesta, algo que hacer, apresurarse a emborracharse, tener sexo, hacer tonterías, porque no sabes si es la última noche y quieres vivirla a tope. Aquella gente también me cuenta que no saben cómo, pocos meses después de los bombardeos el gobierno de Milošević había reconstruído las autopistas, puentes y tendidos eléctricos, y el país había recobrado casi la normalidad. Muchos se quedaron muy sorprendidos con aquello, que probablemente dio un respiro a un déspota que en 10 años había contribuído estrepitosamente a la ruptura de un gran país, masacrado a los que le rodeaban y arruinado a los suyos propios.

Fuera o no fuera lo correcto, han pasado diez años y el círculo parece haberse cerrado. Kosovo es independiente, Montenegro también y es una de las niñas bonitas de la OTAN, y Serbia se ha adherido a la “Asociación para la Paz” (Partnership for Peace), especie de antecámara a la OTAN. Todavía hoy se discute sobre las razones, argumentos, legitimidad y legalidad de aquellos bombardeos, en los que España participó con sus F-18 y dos de sus políticos más destacados de su historia reciente: Felipe González como representante especial de la UE y de la OSCE, y Javier Solana como Secretario General de la OTAN, aquellos que en los 70 gritaban “OTAN no, bases fuera”. Ahora, España retira las tropas que trajo hace una década. Hace diez años, ya.

ic

4 Respuestas a “10 años de los bombardeos de la OTAN sobre Serbia (y Montenegro)

Vuestros comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s