Aumenta la tensión en Bosnia y Herzegovina

La siempre inestable situación en Bosnia y Herzegovina ha empeorado notablemente durante el primer fin de semana de octubre, en el que se han producido una serie de incidentes violentos que han hecho aumentar la tensión en la entidad de Federación de Bosnia y Herzegovina (mitad del país compartida por los bosniacos musulmanes y los croatas, mientras que los serbios dominan la otra mitad, llamada República Srpska).

En Sarajevo, capital del Estado y de la entidad de Federación, se produjeron tres incidentes que a priori parecen no tener relación entre sí: el sábado 3 de octubre un hombre disparó contra los participantes en una carrera popular e hirió a dos mujeres; el domingo la policía se enzarzó a tiros con dos ladrones de coches en el barrio de Grbavica y el lunes un adolescente fue apuñalado en un tranvía.

Bosnia y Herzegovina - Siroki Brijeg 3A esta escalada de violencia urbana se unió la muerte de un hincha del equipo de fútbol de Sarajevo en la ciudad de Široki Brijeg, en el suroeste del país, donde se iba a disputar un partido de liga entre el equipo local y el de la capital. No está claro quién comenzó las provocaciones, si los hinchas venidos desde Sarajevo o los locales, pero la tarde del domingo Široki Brijeg vivió una batalla campal en la que además del fallecido hubo al menos otros dos heridos por disparos, medio centenar de contusionados y numerosos destrozos, incluido un coche de policía quemado. El incidente tiene especial gravedad porque revela las tensiones étnicas no cerradas en el país, ya que Široki Brijeg es un municipio habitado mayoritariamente por croatas. El fallecido, Vedran Puljić, de 24 años, era un hincha también croata del Sarajevo F.C. y junto con otros centenares de aficionados se había desplazado a animar a su equipo a la ciudad sureña.

Según informa la prensa local, tanto la policía municipal como los hinchas del Široki Brijeg no esperaban una afluencia tan masiva de seguidores del Sarajevo, quienes a su vez acusan a los locales de haberles recibido con pedradas, insultos y posteriormente disparos. Parece ser que durante los disturbios un individuo consiguió arrebatar la pistola a un policía y abrió fuego contra los hinchas del Sarajevo; el agresor fue detenido, pero el martes 6 de octubre se escapó del calabozo de los juzgados.

El incidente ha tenido graves consecuencias en la entidad croato-musulmana. Después de su regreso a Sarajevo, los hinchas del equipo capitalino como medida de protesta bloquearon la principal calle del centro durante casi 24 horas, impidiendo la circulación de los tranvías por toda la ciudad. En Široki Brijeg se manifestaron el día siguiente unos 2.000 jóvenes pidiendo la dimisión del Primer Ministro y del Ministro del Interior del cantón de Herzegovina Occidental, del que es capital esta ciudad. En la marcha se exhibieron banderas croatas, pancartas con lemas nacionalistas (“Za Dom spremni”, saludo de la época de dominio fascista de Croacia y que se puede traducir como “listos para la patria/el hogar”), y se corearon lemas contra los musulmanes y contra Bosnia y Herzegovina.

Un analista se pregunta en el periódico de Sarajevo Dnevni Avaz si estos acontecimientos son casuales o están provocados con la intención de causar una crisis en la entidad cohabitada por los croatas y los musulmanes, justo unos días antes de que se produzca una crucial reunión en Butmir, la base militar de las fuerzas militares internacionales en Sarajevo,  entre las elites políticas locales y el subsecretario de Estado de EE UU y Carl Bildt, ministro de AA EE de Suecia, país que ostenta actualmente la presidencia de la Unión Europea. En dicha reunión se discutirán los mecanismos para acelerar el ingreso de Bosnia y Herzegovina en la UE y en la OTAN, un proceso continuamente en entredicho por la arquitectura del país después de la preguerra, dividido en tres territorios autónomos (Federación, República Srpska y el pequeño Distrito de Brčko), en el que de forma mayoritaria sólo la comunidad musulmana se identifica con el Estado en el que vive, mientras que los políticos serbios y croatas mayoritariamente boicotean cualquier intento de afianzar las estructuras estatales.

La situación es tan grave que el periódico croata Jutarnji List abría su portada del 7 de octubre con el titular “En Bosnia otra vez como antes de la guerra”, reflejando un sentimiento compartido por la mayoría de los habitantes del país. No es probable que la tensión desemboque en un nuevo conflicto abierto, pero se preguntaba este analista si todos estos incidentes no están encaminados a demostrar que no sólo el Estado de Bosnia y Herzegovina es inviable, sino que también lo es la entidad de Federación, lo que podría alentar las demandas de los sectores croatas nacionalistas de tener su propia entidad. La víctima del disparo en Široki Brijeg era un croata que residía en Sarajevo; si llega a haber sido un musulmán sería difícil prever las consecuencias.

Portada de Jutarnji List del 7 de octubre

Portada de Jutarnji List del 7 de octubre

7 Respuestas a “Aumenta la tensión en Bosnia y Herzegovina

  1. Magnífico post Miguel! esto es mejor que el NYT:-)

    Lo que no entiendo es la afirmación final de que si la víctima del disparo llega a ser un musulmán las consecuencias habrían sido otras. Habría sido peor? pq?

    En cuanto a la tensión en Bosnia y las posibilidades de una nueva guerra, quiero ser más optimista, y creo que la clave de un ulterior conflicto está más en Belgrado y Zagreb que en la misma Bosnia, y espero que éstos estén para otros menesteres, sobretodo Croacia con su inminente entrada en la UE.

    Según como me da la sensación de que las distintas partes en Bosnia son como los perros que se envalentonan más cuando los sujetan con una cuerda. Quizás lo mejor sería soltarlos…

  2. Muchísimas gracias, Guisela, sabes que tu opinión de periodista profesional es muy importante para mí.

    Gracias también a “Tarot de Alicia”. Planteas varios temas interesantísimos. Bosnia y Herzegovina está cohabitada por 3 grupos mayoritarios llamadas “etnias constitutivas” que son los bosniacos o bosnios musulmanes, los croatas y los serbios. Durante la guerra los tres grupos combatieron entre sí pero también se produjeron alianzas más o menos coyunturales entre dos de ellos para combatir a un tercero.

    No hay “una clave” de la guerra, sino muchas y muy entrelazadas. Zagreb y Belgrado hicieron mucho por avivar la guerra apoyando a a croatas y serbios de Bosnia con tropas regulares, paramilitares y recursos de todo tipo mediante contrabando por las fronteras, dejando a los bosnios musulmanes a merced de las restricciones del embargo que la comunidad internacional impuso a todos los bandos. Los bosnios musulmanes estaban mucho peor preparados para defenderse.

    La guerra terminó cuando en Dayton las tres partes se pusieron de acuerdo en una forma de convivencia que se demuestra totalmente fallida. Los serbios controlan un poco menos de la mitad del país en una “entidad” que han llamado República Srpska, mientras que croatas y bosnios musulmanes se reparten la otra mitad, que se llama Federación de BiH, y digo se reparten porque la Federación está dividida en 10 unidades menores, los cantones, que tienen sus propios gobiernos, parlamentos, autonomía fiscal y administrativa, etc. Hay cantones de mayoría croata y otros con más bosniacos, y en los lugares en que no hay una mayoría clara se producen continuos conflictos, siendo Mostar el caso más representativo.

    Hay sectores nacionalistas croatas que reclaman la formación de una tercera entidad que sea puramente croata, como los serbios tienen la suya. Grandes sectores de la población croata no se sienten miembros de Bosnia y Herzegovina, y sus líderes políticos se reúnen con los serbios para tomar acciones que boicotean el desarrollo de BiH como Estado, así como para bloquear los intentos de la comunidad internacional de fortalecer el Estado central en detrimento de las entidades.

    Volviendo a poner Mostar como ejemplo, es representativo que la ciudad está dividida en un sector croata y otro musulmán, la gente apenas cruza de un lado a otro y el ambiente es de continua tensión. Hace ahora un año que se celebraron elecciones municipales pero sigue sin formarse gobierno porque los croatas, que perdieron por primera vez, se resisten a ceder el poder a los musulmanes, con la lógica de que Banja Luka (capital de Republica Srpska) es serbia, Sarajevo bosniaca musulmana, y Mostar, la tercera ciudad del país, debe ser por tanto croata. Han perdido las elecciones y todavía no se ha formado gobierno, lo que significa por ejemplo que no hay presupuestos municipales.

    Entre los bosniacos (musulmanes) hay también un sector nacionalista extremista que se comporta de forma tan radical como los serbios o los croatas. Hay múltiples ejemplos de ello. Aunque la visión más moderada y oficial entre los líderes bosniacos es que no se puede seguir dividiendo el país porque hay sitio para todos, una posición inclusiva, también hay otros sectores y fortísimos grupos de poder que quieren hacer de BiH un país “bosniaco” como Serbia es “serbio” o Croacia “croata”.

    Fútbol y nacionalismo suelen compartir hinchas radicales. En Siroki Brijeg no está claro quién empezó y en cierto modo es irrelevante. Radicales croatas y radicales bosniacos aprovecharon la oportunidad para darse de bofetadas, con el resultado de un muerto, que casualmente era un croata que vivía en Sarajevo y que había ido a animar a su equipo. Si el muerto hubiera sido un bosniaco los sectores radicales habrían querido sin duda tomarse la justicia por su mano, provocando casi con toda certeza una escalada que habría tenido en Mostar su epicentro. De hecho, durante el partido Mostar estaba tomado por la policía en previsión de incidentes, se esperaban más problemas allí, lugar siempre conflictivo, que en el propio Siroki Brijeg, lugar del partido.

    Por último, creo que tienes parte de razón con que habría que soltar amarras y dejar a los bosnio-herzegovinos mucha más libertad. La comunidad internacional tiene un peso exagerado en este país, en el que a veces los líderes políticos tienen auténticas rabietas nacionalistas que parecen destinadas sólo a llamar la atención de los tutores para lograr un objetivo u otro. Soltar los perros provocaría una crisis terrible, pero quizá también permitiría aumentar la responsabilidad política de los líderes, que con demasiada frecuencia y facilidad acusan a los internacionales de los males de los que sólo ellos son responsables. El problema es que van pasando los años, la situación no mejora, y las nuevas generaciones van creciendo en el odio a sus conciudadanos, un odio alimentado por muchos políticos y medios de comunicación partidistas. Cuanto más se retrase la “solución final” para BiH más probabilidades hay de que la gente olvide los horrores que la guerra entraña y que cualquier crisis, como la de Siroki Brijeg, encienda la mecha de un nuevo conflicto.

  3. Bosnia es uno de los países protagonistas en la actualidad española últimamente…en las páginas de deportes.
    He andado algo desconectada y he leído tu gran crónica con el corazón encogido. Lo que más me preocupa no son las refriegas por el fútbol, al fin y al cabo comunes en todo el mundo y que creo que podrían darse perfectamente en otros países que creemos “pacíficos”, con su corte de carretera y todo (Argentina, por poner un ejemplo que conozco). Hace poco murió un aficionado francés en Belgrado tras una brutal paliza y quizás deberíamos pensárnoslo antes de hacer juicios políticos, por mucho que se diga que en el fútbol se desatan las verdaderas pasiones y bajezas de un pueblo (yo sigo pensando que no de TODO un pueblo)
    Lo peor, lo verdaderamente peligroso, es el titular del periódico. Dices que es necesario actuar antes de que se olvide cómo ocurrió la barbarie y que vuelva a repetirse. Pues bien, seamos los cronistas los primeros en no olvidar la gran parte de culpa que tuvimos en todo lo que pasó antes acizañando con titulares sensacionalistas, que quizás no difunden odio, pero sí temor, y del miedo nace el odio. Sin ocultar, y sin ser ingenuamente optimistas, pensémonoslo al menos dos veces esta vez, porque LA VERDAD, esa verdad con mayúsculas, se utiliza demasiado como excusa, cuando ni siquiera existe.
    Dicho todo este rollo, y con ánimo de hacer una crítica constructiva aunque sea desde mi optmismo crónico -y también desconocimiento-, también le habría puesto otro titular a tu crónica que, por otra parte, está de puta madre, aunque a mí me gustaría que esta vez las cosas se enfocaran de otra manera.
    Un abrazo!
    Una intrusa

  4. Hola! Es fantástico el blog. A partir de este momento lo consultaré más a menudo. Te cuento que soy un fanático enfermizo con respecto a la historia de Yugoslavia hasta su desaparición y hoy en día lo que ocurre en Bosnia, Croacia y Serbia (no tanto en Macedonia y Eslovenia porque allí las cosas andan más tranquilas) Soy estudiante deportivo de Uruguay y estudio muy a fondo el deporte en la zona balcanica. Hace muy poco los hinchas radicales de derecha del Dinamo de Zagreb armarnon unos disturbios en Timisoara, Rumania, una vez más los bad blue boys hicieron de las suyas. Pero lo que respecta a la Liga Bosnia, es normal que un encuentro por jornada se suspenda por diferentes razones. Hace menos de 10 años que se disputa la Premijer Liga-por razones políticas-religiosas la liga estaba dividida entre bosnio-croatas y serbios, siempre hablando de clubes. Además el derby de la ciudad de Mostar es el más caliente y tenso en el mundo ya que debe ser en la única ciudad que choca la política, la religion y la nacionalidad. Los hinchas del Zrinjski(último campeón de Bosnia) son croatas, católicos y de derecha. Mientras que los del Velez(velesh) son bosnios, musulmanes y de extrema izquierda. Dicen que es el club más comunista de europa. Vivió una época de oro por los 70′ y surgió, por ejemplo, el futbolista Mehmed “Meho” Kodro, quién jugo en el Barcelona. Es tremendo ese derby. Pero también en esa liga chocan clubes bosnios vs serbios y croatas vs serbios. Más adelante me gustaría mucho expandirme, sí te gustaría, de los 16 equipos que juegan en la 1 división, cuales de ellos pertenecen a las 3 mayores entidades del país. Además la 2 división, aún hoy sigue dividida en 2 grupos. En uno juegan juntos bosnio-croatas y en el otro serbios solos. Dos últimas cosas: el Siroki Brijeb (shiroki brieb) es el club de entidad croata más fuerte del país. Y por último, la ciudad de Mostar está dividida en el este por una pequeña entidad serbia (istocno Mostar) o sea, Mostar del este, en el límite de la ciudad con la Republika Srpska. Entonces en Mostar conviven las 3 entidades, con mayoría croata, seguido por bosnio-musulmanes y unos 800 serbios aprox. Muchos saludos al editor de este Blog!

  5. @ Pilar: Es probable que tengas razón y quizá me haya pasado un poco con el titular y con el enfoque de la crónica, que intenta ser descriptiva de la situación de calma tensa que se vive en este país en los últimos tiempos. Das perfectamente en el clavo con lo que dices del peligro de “titulares sensacionalistas, que quizás no difunden odio, pero sí temor, y del miedo nace el odio”, y por desgracia la mayoría de los periódicos de la región son un triste ejemplo diario de estas prácticas, que son cualquier cosa menos inocentes. Gracias, intrusa, por tu comentario constructivo.

    @ Steven: Como apunta Pilar en su comentario, las pasiones futbolísticas son a menudo utilizadas con fines que van mucho más allá del deporte, y los radicalismos nacionalistas utilizan los clubes de fútbol como símbolos nacionales que desvirtúan y envenenan lo que debería ser un mero espectáculo deportivo. A finales de septiembre, tres días después de que ese hincha francés del Tolouse recibiera la brutal paliza que le provocó la muerte, debía celebrarse en Belgrado la segunda manifestación por la normalización de la cuestión homosexual en Serbia; esa concentración fue cancelada porque las autoridades serbias dijeron que no podían garantizar la seguridad de los manifestantes. Y es que se habían organizado autobuses para traer a gente desde todo el país, desde la República Srpska de BiH, desde Montenegro y hasta desde Bulgaria y Grecia para traer a gente que reventara la manifestación. Los hinchas radicales del Estrella Roja y del Panatinaikos “invitaron” a sus amigos del Panatinaikos y del equipo de Salónica para que vinieran a Belgrado a reventar la manifestación. El linchamiento del francés Brice Taton se enmarca en ese ambiente de violencia irracional previo a la manifestación homosexual, alimentado de forma escalofriante en foros y páginas de internet con todo tipo de comentarios criminales.

    Y sí, el fútbol es utilizado como vehículo de expresión nacionalista, y es curioso que si bien en Sarajevo en las tiendas es habitual ver la foto de Alija Itzebegović (“padre” de la independencia de BiH), en Croacia no es nada raro ver las de Ante Gotovina (general a cargo de la Operación Tormenta contra la República Serbia de Krajina y actualmente en proceso ante el TPIY por crímenes de guerra), en la zona musulmana de Mostar, en cambio, el escudo del Velež es el que adorna las paredes de panaderías, talleres mecánicos o peluquerías.

    Gracias a los dos por participar. Un saludo!

  6. Pilar tiene razón cuando hace referencia a que a veces los clubes de fútbol son utilizados como medios nacionalistas radicales. Pero por lo que he leído los clubes allí son primero clubes políticos – religiosos y luego viene el tema deportivo. Es algo muy feo, pero es así. De esta manera comienzo con Bosnia: en la Premijer Liga los históricos equipos de FK Sarajevo,FK Zeljeznicar, Celik Zenica, Olimpik Sarajevo, Zvijezda, Sloboda de Tuzla y Travnik son bosnios. Siroki Brijeb y Zrinjski Mostar son croatas (lo muestran en sus escudos con el ajedrezado rojiblanco). Y los serbios son: los dos mas conocidos y populares, El Borac de Banja Luka y el Slavija de Istocno Sarajevo (Sarajevo del este). Además de el Modrica (campeón de liga en la temporada 2006-2007), Leotar Trebinje, Laktasi y el Rudar de Prijedor, también muy popular. No hay equipos de Bijeljina en primera división (tercera ciudad serbia de Bosnia en importancia donde nació por ejemplo Savo Milosevic-jugador de fútbol-) Entonces así esta la liga de primera división. Yo simpatizo por el Celik Zenica y por el “Zeljo” el equipo del ferrocarril de Sarajevo. Por último me refiero a que el artículo de los equipos croatas que todos ellos antes de su nombre agregan el HNK (Hrvatski Nogometni Klub) en la Prva HNL (primera división de futbol croata) el único que no es igual al resto es justamente el equipo mas laureado, el NK Dinamo Zagreb, que no alude a la palabra Hrvatski(croata). Es extraño… yo no se cual es la razón. UN SALUDO GRANDE!!!!!

Vuestros comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s