Lápidas en ladino: la huella sefardí en el cementerio judío de Sarajevo.

Totalmente abandonadas al paso del tiempo, rodeadas de maleza y algunas resquebrajadas por las explosiones de la guerra reciente, las tumbas de la comunidad judía de Sarajevo dan fé de la rica convivencia cultural y religiosa que vivió esta ciudad en tiempos mucho mejores que los actuales. Apenas quedan ya aquí descendientes de los sefardíes que a principios del s. XVI llegaron a Saray-Bosna huyendo de la limpieza étnica de los Reyes Católicos, pero sí han sobrevivido, grabadas en la piedra negra, deliciosas muestras de amor por los seres queridos.

Fantástica mezcla de español con grafía eslava: la đ sustituye a nuestra j, y la j a nuestro fonema i, como en el caso de đoja=joya. La h muda no se escribe, y la ch se representa como č.

 “Una joya imponente / Hombre preciado e inteligente / Yéndose al mundo de la verdad / Todos aprecian sus hechas de bondad / Vicepresidente de la comunidad, / Presidente de sociedades / Laborador público días y tardes / La tasa de su vida fue cortada / Antes del tiempo fue arrancada / A su encuentro salgan ángeles del cielo / En Gan-Eden den a su alma consuelo”. Con estas enternecedoras palabras se despedían los Pardo de uno de los suyos, que con otros muchos centenares descansa en una de las laderas que rodean Sarajevo, bajo lápidas con apellidos como Moreno, Kampos, Montiljo o Kabiljo (en los que -ljo se lee “-llo”, Montillo y Cabillo). Éstas se mezclan con las de nombres centroeuropeos de los judíos ashkenazis, que huyeron de las persecuciones en el centro de Europa en el s. XVII, y que como los sefardíes, fueron bienvenidos y encontraron refugio y protección en los dominios del Imperio Turco.

Las autoridades otomanas toleraban la libertad de cultos en su territorio, y no sólo permitieron sino que favorecieron el establecimiento de la comunidad judía en el Imperio, sabedoras de los conocimientos mercantiles y financieros que han hecho prosperar a este pueblo. Cuando en agosto de 1492 expiraron los 4 meses de plazo que los Reyes Católicos habían dado a los súbditos de fe judía para convertirse o exiliarse, el sultán Bayaceto II llegó incluso a enviar buques a las costas ibéricas para recoger a los refugiados. A este sultán de gran visión estratégica se le atribuye la curiosa crítica, recogida por Caro Baroja, de “considerar como torpes a los Reyes Católicos por haber expulsado de sus reinos a súbditos tan provechosos para sus intereses”. Las puertas del Imperio Otomano estuvieron desde entonces siempre abiertas a la población judía, y en sus confines más occidentales, los de la Península Balcánica, se establecieron e integraron con gran fortuna y provecho.

La primera prueba escrita de presencia judía en Sarajevo data de 1557, y veinte años después el pashá les autorizaba a construir un barrio propio y la primera sinagoga, en una zona a la que llamaron El Cortijo. Los sefardíes se trajeron consigo no sólo la lengua y tradición hispana, sino también una auténtica joya bibliográfica: un Hagadá fechado en 1350 y elaborado en Barcelona.

Calle de Sarajevo dedicada a la asociación judía La Benevolencija

La comunidad judía (sefardí y ashkenazi) prosperó en Sarajevo y se dice que en algún momento llegó a constituir una quinta parte de la población de la ciudad, lo que le ha valido el sobrenombre de “el Jerusalén europeo”, un lugar en el que sinagogas, mezquitas e iglesias católicas y ortodoxas se han venido mezclando en secular armonía. A finales del s. XIX la comunidad sefardí de Sarajevo llegó a publicar un periódico en ladino, La Alborada, y en 1892 se constituía una asociación cultural y caritativa que todavía hoy aglutina a la comunidad judía de Bosnia y Herzegovina: la Benevolencija.

El siglo XX fue terrible para la comunidad judía, y cerca del 85 % de los más de 10.000 judíos que vivían en la ciudad fueron asesinados durante el Holocausto, en campos de exterminio tristemente célebres como Jasenovac o Auschwitz. Gran parte de los supervivientes de la Segunda Guerra Mundial huyeron después al recién creado Estado de Israel, y otros lo hicieron 40 años después, escapándose de la guerra de 1992. Se estima que la comunidad judía de la ciudad la forman actualmente unas 700 personas, aunque es bastante probable que su número sea inferior.

El barrio del Cortijo desapareció en un incendio a finales del siglo XIX, y apenas queda un tercio de las 15 sinagogas que hubo en la ciudad. El cementerio, en cambio, y aunque en un estado penoso y muy descuidado, como testigo mudo y triste del paso de la historia y del hacer inevitable de la muerte, alberga tumbas desde el año 1630, con epitafios que son un auténtico tesoro:

Epitafio a Isak G. Salom, empresario local de quien se nos cuenta que abrió la primera fábrica de fósforos del país, en 1901 en Tuzla (http://bit.ly/iB8Xrf)

El lugar está en las laderas del monte Trebević, que es el que bordea la ciudad por el sur. Está por encima de la carretera de circunvalación de Sarajevo, conocida como tranzit pero oficialmente llamada “Camino de los jóvenes musulmanes” (Put mladih muslimana). La forma más fácil de llegar es desde Grbavica, subiendo por la calle que sale a la izquierda de la gasolinera de EP junto a la Oficina del Alto Representante (OHR, Office of the High Representative). Desde allí son 5 minutos y no tiene pérdida.

Bosquejo en el que se indica la situación del cementerio y cómo llegar (click para agrandar o en este enlace: http://bit.ly/lg8XAo)

___________________________

Para saber más: Página de la Jewish Virtual Library sobre Sarajevo,
Edicto de Granada
página del ISJM sobre monumentos judíos
artículo de Ricardo Angoso en el Centro Virtual Cervantes
artículo sobre la Hagadá de Sarajevo.

Artículos relacionados: “Proverbios sefardíes de Bosnia y Herzegovina”
El cementerio de Zagreb deslumbra el 1 de noviembre“,
La muerte tiene rostro
El cementerio de Zemun en Belgrado

12 Respuestas a “Lápidas en ladino: la huella sefardí en el cementerio judío de Sarajevo.

  1. Muchas gracias Miguel por seguir compartiendo, es un gusto volver a leerte…joe! me ha dado un vuelco el corazón! Y de repente he sentido esa amalgama no tan lejana, a pesar de las imposiciones actuales, de las jerarquías y del sistema represivo y autoritario, en donde camino ahora también se atisban ráfagas de diversas culturas muy parecidas a las de BiH que compartieron espacios y tiempos…
    Un beso fuerte desde Córdoba*

    • Me sumo a ese vuelco en el corazón!!! Gracias Miguel y sabes que nosotros, tus fieles seguidores, te extrañábamos! Saludos desde Montevideo

  2. Me alegro mucho de que os haya gustado el artículo. Ojalá un día lo acondicionen y lo podamos visitar y disfrutar como se merece esta huella de nuestro pasado conjunto.

    Besos y abrazos

  3. Miguel, ¡te voy a hacer un monumento!

    Justamente llevo varios meses documentándome sobre el judaísmo con vistas a un viaje a Israel que tengo intenciones de hacer este verano, y la variante sefardí me ha llamado especialmente la atención.

    Los judíos son un pueblo sorprendente, realmente único e incomparable, y una muestra de ello es que después de una diáspora de más de 500 años continúen hablando español a pesar de llevar decenas de generaciones sin pisar España.

    Con este artículo has mezclado mi pasión por los balcanes con el profundo interés y curiosidad que siento por el judaísmo y por los sefardíes en particular. ¡Realmente impagable!

    No puedo esperar a ir de nuevo a Sarajevo para visitar este cementerio.

  4. Todavía me acuerdo cuando, recién llegado a Sarajevo, me llevasteis a verlas y me asusté/asustasteis porque la hierba estaba crecida… minaparanoia!!!!
    Excelente post, Miguel!!!

  5. Muchas gracias Miguel por estos documentos fotográficos,me nacieron ganas de visitar Sarajevo. Mi camino fue Jerusalem, Sefarad, Izmir, Buenos Aires.
    Ya que no sabemos adonde iremos, qué hermoso es saber de donde venimos!

Vuestros comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s