¿Cuál es el peor de los pasaportes balcánicos?

[Publicado originalmente en Revista Balcanes]

Henley & Partners es una empresa de consultoría internacional especializada en cuestiones de ciudadanía y residencia “para individuos ricos” (tal que así lo dice su página web), y que publica un listado en el que mide la libertad de movimiento de una persona según las restricciones que otros países imponen a su pasaporte. Cuantos más países acepten tu ingreso sin exigir un visado, mayor libertad de movimiento se presupone y más alto está tu país en la clasificación, y al revés, cuantos más soliciten visado para acceder con tu pasaporte, menos “puntos” tiene el Estado emisor.

La mitad de la población española -un 48%- no ha viajado al extranjero en su vida, así que poca gente aquí sabe o se acuerda de lo que es solicitar un visado, las horas de espera, trámites y hasta humillaciones que puede suponer que te den el visto bueno para entrar en otro país. Además, la pertenencia a la Unión Europea abre las puertas a casi todo el planeta, de modo que nuestro pasaporte está en lo más alto de la clasificación, en el cuarto puesto junto a Noruega, Japón y Canadá. Esto significa que podríamos acceder sin visado a un total de 170 países, lo cual no está nada mal si pensamos que en la primera posición están Finlandia, Reino Unido y Suecia, y que sus gentes “solo” pueden viajar sin visado a tres países más, 173 en total.

El índice de Henley & Partners contabiliza un total de 219 destinos o territorios a los que sus clientes pueden viajar, y especifica que el máximo número de puntos que un pasaporte puede lograr son 218 pues lógicamente hay que excluir el propio país. Una finlandesa, una británica o un sueco, por tanto, solo necesitarán visado para viajar a 45 Estados, lo que les convierte en las personas con mayor libertad de movimiento del mundo.

Si atendemos a este criterio del visado o visto bueno de las autoridades locales el índice H&P confirma lo que ya sabemos: que los pasaportes balcánicos no son el mejor salvoconducto. Es cierto que entre 2009 y 2010 la UE aprobó eximir de la exigencia de visados para entrar en el espacio Schengen a la mayoría de los países de la región, y que además Eslovenia y Croacia ya pertenecen a la Unión, pero aún así nacer en Balcanes te limita las posibilidades de movimiento, y de forma muy importante si eres de según qué país.

Tomando los datos del “Visa Restriction Index” de Henley & Partners es interesante comprobar las diferencias entre los Estados que hace poco más de 20 años pertenecieron a Yugoslavia, cuyo pasaporte, se oye todavía en determinados ámbitos, “era el mejor del mundo y [con él] podías viajar a cualquier parte“. Esta nostalgia de tiempos pasados no es igual de intensa en todas las nuevas repúblicas, pues varias guerras y una generación después unas están en lo más alto de la lista y otras en lo más bajo.

En la siguiente tabla se recoge la información relativa a los países de la antigua Yugoslavia y de Albania, con el número de orden en la clasificación y la “puntuación” o número de Estados que no exigen visado con cada pasaporte.

CLASIFICACIÓN PASAPORTE PUNTUACIÓN
12 Eslovenia 155
26 Croacia 129
37 Serbia 104
38 ARY Macedonia 103
40 Montenegro 98
44 Bosnia y Herzegovina 91
45 Albania 88
88 Kosovo 38

La población de Kosovo es la que mayores restricciones tiene para viajar con el pasaporte kosovar, al mismo nivel que Líbano, Sudán o Sri Lanka. El pasaporte menos valorado del mundo, que es el afgano, está solo cinco posiciones por debajo del kosovar, y solo es admitido sin visado en 28 Estados del mundo.

Pero además el pasaporte kosovar tiene además otro problema añadido, y es que cinco años después de su declaración unilateral de independencia solo 104 Estados han reconocido a la República de Kosovo hasta la fecha (octubre de 2013), lo que implica que para viajar a cualquiera de los países restantes se debe viajar con otro documento, porque al kosovar le reconocen la misma validez que al pasaporte chiquitistaní: ninguna. ¿Y adivinan cuál es el que se suele utilizar? Pues el de la República de Serbia, que como sigue considerando Kosovo como parte de su territorio concede a sus habitantes el derecho a solicitar el pasaporte. Pero incluso este documento serbio para residentes en Kosovo es de segunda categoría, pues no es emitido por el Ministerio del Interior sino por una institución especial creada por exigencia de la UE, y que no exime de la obligación de visado para acceder al espacio Schengen. Y en esto, en teoría da igual que seas de origen serbio, albanés, gitano o cualquier otro.

_____________________

Entradas relacionadas: Cyber-Yugoslavia, o la Yugoslavia virtual que quiere ser real.

Vuestros comentarios:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s